La frase de todos los programas que llegaban esta tarde de martes a Novaonda era recurrente: ¡que frío hace!. Y para combatir las bajas temperaturas exteriores, que mejor que el calor de las ondas…

Como A.L. Music, que volvía a su rotación en cabina

O Eric, que decidió en su Club Privado caldear el ambiente a base de grandes canciones de la historia de la música

O Sofrito Mamá, ya bien abrigados tras despedir su programa semanal

Al Son de Nuestras Seguidillas, grabando su próximo programa en el Estudio B

Y Chincha Raviña, en vista de espaldas desde cabina, volviendo a las ondas después de un par de semanas…